Consejos Municipales de Cultura


El área de Cultura y el SARC de la Diputación de València iniciaron en 2020 una línea de ayudas para estimular la creación de los Consejos Municipales de Cultura (CMC). Durante el primer año han podido optar a este tipo de ayudas hasta un total de 16 ayuntamientos, que ya tenían, o han constituido recientemente, sus CMC.

Las ayudas, que en el ejercicio 2020 han llegado a los 30.000 euros, tendrán un importante incremento en la convocatoria 2021 del SARC. Se trata, en momentos difíciles para el sector cultural, de unas medidas de estímulo a la cultura en clave municipalista.


PROGRAMA SUBVENCIONES CMC

CONVOCATORIA CMC 2020

Resolución subvención CMC 2020

CONVOCATORIA CMC 2021

Pendiente de publicación


DOCUMENTOS CMC

En esta sección iremos recopilando los documentos que regulan la creación y el funcionamiento de los CMC en los diferentes municipios de la provincia de Valencia.

Documentación sobre los CMC


JORNADA SOBRE LOS CMC

El pasado 1 de marzo de 2021 se celebró una jornada de reflexión y análisis de los CMC. Aquí se puede consultar el programa y la grabación de todas las intervenciones.

Jornada informativa sobre los CMC


Consell municipal de cultura

Se recomienda a las corporaciones municipales la creación de los Consejos Municipales de Cultura, que con una visión plenamente local, pueden ayudar a fortalecer el tejido cultural, a hacerlo más inclusivo y cohesionar a la ciudadanía. Los CMC, como órganos de asesoramiento, pueden ser un buen instrumento para el fomento de una participación más activa en los proyectos culturales.

En un horizonte un poco más avanzado, se trata también de que los ayuntamientos puedan profundizar en el debate cultural participativo, e ir configurando a su ritmo, unos Planes de Acción Cultural (PMAC) que dibujen las necesidades óptimas de equipamientos, personal, líneas de trabajo y prioridades culturales en el presente y en el futuro de cada municipio.

Los proyectos culturales municipales necesitan ajustarse a parámetros de sostenibilidad económica y a criterios realistas que prioricen las necesidades de cada municipio. Además, la coyuntura social del momento plantea la necesidad de ir impregnando el debate cultural de los objetivos del desarrollo sostenible, un programa que desde la UNESCO ha marcado el hito de 2030 para conseguir superar importantes retos: como la erradicación de la pobreza, la educación de calidad, el trabajo decente, la lucha contra el cambio climático, etc.